sábado, 9 de febrero de 2013

Investigación científica y sus mitos

Ahora que ya sabemos que un trabajo a nivel universitario o profesional  debe ser una investigación científica y no empírica, te estarás preguntando ¿Qué es?

La investigación científica, no es nada más que una serie de pasos ordenados de una forma lógica para explicar un problema, una situación, un momento.   

No pretendas correr en una investigación científica, si primero no has gateado.   La imagen del bebé, lo ilustra muy bien, primero tenemos que gatear.  Es decir, aprender a movernos con las cuatro extremidades, luego tomamos confianza e intentamos caminar con dos.  Caemos y nos levantamos.


Esto se puede aplicar a la investigación, primero debemos tener el conocimiento "básico o principal", para luego comenzar a explicarlo, describirlo, redactarlo, analizarlo.  Es comprender qué debe llevar cada uno.  Vamos, a bloquearnos mentalmente, no vamos a saber qué escribir, esto es normal.  Sin embargo, no podemos quedarnos en este estado toda la vida, tenemos que avanzar. Todo es parte del aprendizaje.

Como todo en la vida, hay mitos o leyendas que se entretejen y, esto también se aplica para la investigación científica.  Entre ellos, están:


1.  La investigación es difícil, incomprensible, es imposible, es horrible y nunca voy a aprender.

Esto es totalmente falso.  Toda persona, sin importar la edad, religión, posición económica, cultural, social, género, demográfico.... lo puede aprender y hacer una investigación correcta, si aplica el proceso (pasos) correctos.  Lo que necesita es conocerlos, sus herramienta y aplicarlos.

2.  La investigación científica, no tiene nada que ver con mi vida, no se aplica y  no tiene ningún vínculo con la realidad.  

Falso.  Todas las cosas que utilizamos diariamente fueron consecuencia de la investigación.  Fue prueba y error.  Serie de pasos que los científicos fueron corrigiendo hasta obtener el resultado de "algo" que utilizamos hoy.  Por ejemplo:  los medicamentos, celular, vacunas, juguetes, bombillas.

La investigación, abarca todo tipo de tópicos, como la comunicación, relaciones interpersonales, la sociología, criminología, emociones, familia, investigación de mercados, investigación de psicópatas en serie, enfermeras, doctores y, en fin todo tipo de profesiones la utilizan.

De hecho, en la vida diaria si conocemos a alguien que nos "llama la atención", investigamos sobre esa persona.  Tenemos un objetivo, suponemos algo (hipótesis), buscamos información por diferentes fuentes, indagamos, exploramos, investigamos.

La investigación científica, es investigar, solo que más organizada y cuidadosa.    Esta debe producir "conocimiento" y "resolver problemas prácticos".

Dicha investigación, puede estudiar cualidades, información cuantitativa o puede ser ambas.  Cada una, tiene sus propias características.

Sin embargo, antes de entrar de lleno a la "metodología de la investigación", haremos un repaso de los marcos que en algún momento aprendimos o simplemente queremos reforzar.

¿Te das cuenta que la investigación no es difícil?